Pensamientos de superacion personal para reflexionar

Los pensamientos de superación personal son una forma que nos damos para poder pensar en algo positivo, como todo en esta vida, nuestros pensamientos se llegar a educar, y el seguir el camino de las frases, nos ayudan bastante porque nos guiamos por medio de ellos, aquí te dejare algunos de los pensamientos que quizá se te hayan ocurrido, pero no los plasmaste y se te fueron olvidando, o quizá tienes algunos que si se te vienen a la cabeza todo los días y es por ello que sigues adelante.

De ahora en adelante mi primer pensamiento al despertar será positivo.

Cada mañana al abrir los ojos mi pensamiento primario será que todo está resuelto, que no hay nada que me haya salido mal, que mis pensamientos me lleven a obrar de buena manera, donde poder conseguir el existo al terminar el día, dejare de lado los malos pensamientos, la negatividad, contrario seré positiva y eso me cubrirá en cualquier momento.

Gracias, por darme un día más, donde las cosas las hare mejor que ayer.

El dar gracias por todas las cosas buenas del día anterior, me otorgan el merecimiento de que hoy me ira mucho mejor, que podre recibir muchas cosas mejores que ayer, que el resultado de mi día será favorable, que recibiré la bendición el amor, la satisfacción de la vida ahora, en el presente.

Soy lo que hago, por eso tratare de hacer las cosas con mucho más amor.

El amor está en todas partes, en el campo, en la casa, en las flores en los árboles, en las acciones, en las palabras, en los gestos, a diario, el amor se vive y se siente, es por ello que desde ahora tratare de hacer las cosas con mucho más amor, como si todo fuera a ser para dios.

El quererme me hace merecedora de todas las cosas maravillosas de este mundo.

Me quiero tal como soy, me amo y acepto como soy con mis cualidades y defectos, soy merecedora de todo lo bueno que hay a mi alrededor, como todos los demás merezco amor, felicidad, satisfacción el quererme me da paso a todo lo bueno que  existe en el mundo, mi interior lo atrae hacia mí.

Si el quererme me otorga más libertad, de ahora en adelante me querré sin límites.

El quererme y amarme me hace libre, libertad sin rencores sin pesares, el quererme y aceptarme como soy me otorga ser libre, libre para amar, para recibir para esperar, es por ello que desde ahora me declaro amante de mi misma, me amare libremente sin límites.

Me encanta pensar que algún día en algún lugar mi esfuerzo tendrá su recompensa.

El poder visualizar pensar y sentir, que mi esfuerzo de hoy mañana tendrá su gran recompensa me motiva a seguir con el mismo interés hacia mi meta propuesta, es ahora donde siento el logro, donde me emociono por cumplirlo y verlo echo realidad, amo mi realidad y por ello quiero que sea mejor.

No me sentare a esperar que lo bueno me llegue, soy el arquitecto de mi propia vida, así la construiré empezare con buenos pensamientos.

Empezaré hoy a deshacerme de los pensamientos negativos, que solo me perjudican y obstaculizan mi paso por la vida, seré consecuente en todo lo bueno que inicie, y creeré más en mí y en lo bueno que está por llegar, sé que lo puedo lograr.

Acepto las maravillas que el mundo me brinda y hago de mi vida un viaje sin retorno de la felicidad.

Que todo lo bueno que se acerque a mí, tenga sus frutos, acepto todo aquello que para mí pueda ser bueno, lo amo y acepto al igual que a mí, por que formará parte de mí mismo ser, me otorgó el derecho a la felicidad, y a no dejarla pasar y guardar los momentos bellos para mí.

Si hasta ahora no soy quien siempre he querido ser, no dejaré pasar unos días más para lograrlo, esa es mi meta.

Me propongo a mí mismo el lograr ser quien siempre he querido ser, dejo atrás mi vagancia, y voy en busca de lo que realmente quiero, sé que soy capaz, sé que puedo, que tengo la habilidad de aprender, sé que puedo cambiar y ser mucho mejor de lo que ahora soy.

No importa si hasta ahora he fallado lo importante es que tengo ahora la voluntad necesaria para cambiar.

Si hasta ahora he fallado, es hora de poner en marcha y despertar a mi dormida voluntad, ponerle pilas nuevas y desde ahora con voluntad hacia el futuro mirar.