Oración efectiva para amarrar a una mujer [Santa Cecilia]

No soy como los demás, no me gusta dejar las cosas a medias, creo firmemente en el poder de las oraciones de petición para cumplir tus deseos, se me han cumplido varias veces, pero lo que no me gusta es quedarme sin hacer nada, es cierto, que los milagros ocurren en la medida de tu fe.

Lo único que demuestro es que soy un hombre de poca fe, y por lo tanto necesito trabajar e investigar para aumentar mi confianza y mi fe, pero siempre sigo rezando todos los días y nunca me rindo.

Hoy te presento esta oración que me ayudó a amarrar a la mujer de mis sueños, la última, la que será la madre de mis hijos.

Oración efectiva para amarrar a una mujer

mujer amarrada

Bendita Santa Cecilia te imploro que intercedas ante Dios

Para tener el porder de enamorar a Marthita

Quiero que ella no se fije en otro hombre que no sea yo

Quiero que ella vea en mi, al hombre de su vida

Quiero que ella se convenza que yo y solo yo

Soy el hombre que puede hacerla feliz

Te prometo que cada día rezaré esta oración

Y poco a poco iré demostrándole mis virtudes

Para que ella se fije en mi y nunca me vea como un amigo cualquiera

Sin como el gran hombre que le puede llevar a la dicha y bienestar

Haz que ella sienta amor, paz y seguridad cuando esté a mi lado

Y conviérteme en el gran hombre que quiero llegar a ser

Bendita Santa Cecilia, ayúdame a eliminar de mi vida los demonios

De la inseguridad, los celos, la timidez y la agresividad

Para fortalecer mi carácter y demostrarle a Marthita que conmigo

Podrá ser feliz.

Mi historia: Entre mujeres y amarres

Nunca me imaginé que entre bomberos nos pisemos la manguera.

Yo me he enamorado 3 veces de mujeres muy hermosas y la competencia ha sido feroz.

Cuando tenía 18 años me enamoré de Cibeles, ella era delgada, alta, muy hermosa y tenía un lunar cerca del labio superior. Estuvimos menos de un año, compartíamos todo, incluso ella revisaba su email en mi casa porque no tenía Internet. Pronto empezaron a llegarle correos de admiradores, uno tras otro, y ella solo los ignoraba. Después su prima, que era mi gran amiga, me dijo que me estaba siendo infiel con uno de mis compañeros de curso.

0 a 1

A los 21 años estuve con Karime, una chica muy interesante e interesada, un poco abusiva y aunque estaba conmigo coqueteaba con otros «universitarios» en busca de favores. Una total descarada.

A los 25 años conocí a Silvana, ella era 3 años menor, estudiaba arquitectura y era una gran atleta, natación, futsal y voley ball, y tenía un Facebook lleno de mensajes de admiradores y solicitudes de amistad.

Finalmente conocí a Pamela en un curso de inglés, me enamoré perdidamente de ella, lamentablemente ella acababa de terminar una relación de 10 años, con el tiempo la conocí más y más y me dí cuenta que ella seguí enamorada de su ex, como si fuera víctima de un amarre, indagué más y más y le saqué estos hechos:

El muchacho comenzó siendo su mejor amigo

El muchacho tenía novias pasajeras

El muchacho nunca se quejaba de nada delante de ella

El muchacho era su confidente y tenían mucho contacto físico siendo amigos

Cuando el muchacho se le declaró, ella ya estaba muy acostumbrada a él

El muchacho resultó ser un novio muy romántico:

Robaba flores de la calle para regalárcelas

Le contaba sus proyectos para el futuro

Le hablaba de su familia y sus contactos con el exterior

Le acariciaba el cabello cuando veían una película

Entonces investigué mucho y descubrí que el muchacho era un maldito genio que usaba márketing y la neurociencia para amarrar a una mujer.

Número 1: Identificar sus preferencias, necesidades y problemas

La primera regla del marketing del amarre: Conocer a la chica que quieres amarrar.

Debes saber lo que le gusta, lo que no le gusta e investigar lo que le puede gustar.

Número 2: Generar confianza

No podrás amarrar a la mujer que te gusta si ella no confía en ti, para ello debes darte a conocer de forma total. Debes demostrarle que eres un gran hombre, maximiza tus cualidades y minimiza tus defectos con tu inteligencia y fuerza de voluntad.

Debes ser honesto en tus virtudes y discreto en tus defectos, esto no significa que debas fingir ser perfecto sino que demuestres que eres un hombre comprometido con la mejora continua, que se conoce a si mismo y que está lleno de entusiasmo diseñar y desarrollar un proyecto de vida lleno de felicidad y prosperidad.

Haz que ella se acostumbre a que estés a su lado… y de vez en cuando haz que ella te extrañe, aprovecha los momentos donde nadie esté dipuesto a ayudarle y demúestrale que eres alguien de confianza, nunca le reproches nada… no le digas que sacrificaste una gran oportunidad para ir a apoyarle, pero tampoco mientas y si tienes una actividad muy importante, dile la verdad y discúlpate por no poder ayudarle.

Generar confianza es demostrarle que eres un hombre en toda la extensión de la palabra, significa que estás dispuesto a darlo todo por ella pero que también tienes una vida llena de amigos y amigas, pasatiempos, sueños y proyectos, y que lo que buscas es incluirla en tu vida y es tanto para ella como para ti un privilegio que esten juntos.

Número 3: El único hombre

Ella debe darse cuenta por si misma, que lo que le ofreces nadie más se lo puede ofrecer. Con tus detalles, tu personalidad, tus contactos, tu familia, tus proyectos o el gran amor que sientes por ella. Debes demostrarle que tú y nadie más que tú eres el que ella debe elegir.

Número 4: Claridad

Debes ser claro con ella, nunca utilices las sutilezas ni las indirectas para reprochar su conducta o quejarte de algo. Debes ser siempre claro, o quieres ser su amigo o quieres ser su novio. Ella debe entender lo que tu realmente estas dispuesto a ofrecer por ella, se claro con tus palabras y que ella no se confunda.

Número 5: Emoción

La parte clave de todos los amarres, cada vez que tengas la oportunidad de salir con ella, haz que se emocione, sorpréndela en la calle, en un restaurante, en tu casa, en la universidad o en el trabajo.

Al inicio de la relación debes gastar poquísimo dinero, puedes regalarle una sola flor, un llavero barato pero hermoso, un bolígrafo útil pero único, un lápiz, un pequeño peluche o cualquier detalle que haga que ella se emocione.

A medida que la relación se hace más fuerte puedes darle regalos más grandes y más elaborados, para que exista un vínculo fuerte entre ustedes y ella se amarre a ti sin darse cuenta.

Aquí está el gran truco, cuando ella te demuestre su cariño con un abrazo o recostándose a lado tuyo, masaje su cabello con suavidad de modo que ella lo disfrute mucho. Esto ayuda a generar una hormona que ayuda a generar un estado de necesidad de estar cerca de la persona amada.

Número 6: Prominencia

El mensaje que quieres transmitirle a ella debe ser prominente, para ello aprovecha las redes sociales, las cartas, las tarjetas y todo medio para comunicarte con ella de forma que entienda que ella es una persona muy importante para ti, pero no debes enviarle mensajes de amor o compromiso todos los días, sino solo los momentos clave.

El mensaje también puedes transmitirlo en tu propia personalidad, escuchándola con atención, respetando su tiempo, pidiéndole ayuda en las cosas que ella se enorgullece de ser hábil, invitándole a salir y demostrándole que realmente te preocupas por ella.

Número 7: Repetición

En la tardanza está el peligro, a veces uno se aburre de una mujer y deja de llamarle, deja de enviarle mensajitos… y luego de unas semanas o unos meses vuelve a contactarse, pero la mayoría de las mujeres se enfurece e incluso no responde o le dice todo lo que le da la gana, porque al no mantener el contacto el mensaje que se transmite a la mujer es «no eres realmente importante para mi».

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.