Oración para alejar duendes

Desafortunadamente, hay mucha maldad en este mundo, y el enemigo a veces es cauteloso y actúa en la oscuridad, los duendes malignos constantemente tratan de separarnos de Dios poniendo maldad en nuestros corazones y mentes.

En este video encontrarás 2 oraciones fuertes para protegerte de los duendes malignos.

Oración para alejar duendes/1

/.5

Señor Jesucristo soberano y todo poderoso/

Aparta mi atención de los duendes malignos y sus travesuras/

Aleja de mi mente el temor a estas criaturas dañinas/

Dame la fuerza para tomar las riendas de mi destino/

Aleja de mi corazón la tentación y la curiosidad/

Que provocan estos duendes malignos/

Revierte todo encantamiento, hechizo y conjuro que puedan estar usando/

Para perturbar mi vida y dañar mi fe/

Por el poder de la Sangre Viviente de Cristo que habita en mi corazón/

Ordeno a todos los duendes a claudicar en sus intentos de dominar mi casa y mi cuerpo/

Ordeno que se destruya toda influencia y manipulación demoniaca /

Y que el Espíritu Santo vuelva a gobernar mi casa, mi mente y mi cuerpo/

Amén/

Los duendes malignos/1

/.5

Los duendes malignos son criaturas fantásticas de forma humanoide pero de tamaño pequeño que están presentes en muchas culturas.

La etimología de su nombre proviene de la expresión «duen de casa» o «dueño de casa», por el carácter de los duendes al «apoderarse» de los hogares y encantarlos,​ o bien del árabe «duar de la casa» «que habita, habitante».​

En Castilla y León la palabra duende define a un tipo de ser sobrenatural de la cultura popular equivalente al goblin de otros folclores europeos de naturaleza maliciosa hacia los humanos.

Los duendes son criaturas mágicas relacionadas en algún caso con las hadas que no forman parte de la tradición cristiana, aunque algunos demonólogos de los siglos XVI y XVII, y al menos desde la segunda mitad del siglo XV, los consideraban un tipo de demonio.

Físicamente, se suele describir a los duendes como personajes de baja estatura (con altura no superior a un metro) y aspecto humanoide, con largas orejas puntiagudas y piel verdosa.

Se caracterizan por ser seres elementales, cuidadores de la naturaleza y el bosque y muy escurridizos.

En la mitología de muchas culturas se les supone algún tipo de poder o conocimiento sobrenatural además de una personalidad bromista o maliciosa, por el cual son culpados de todo tipo de daños menores en el entorno doméstico o rural.

Según esta definición, serían considerados un tipo de duendes los gnomos, los trasgos, el tomte sueco, el leprechaun irlandés o el poltergeist alemán.