Hechizo de amor oración para que piense en ti

El error que muchos cometemos al escoger un oración es que creemos que los santos pueden interceder por nosotros para ayudarnos a cambiar la mente y los sentimientos de las personas que amamos.

Pero debido al libre albedrío y a la libertad que tiene cada persona es realmente inútil rezar para cambiar la voluntad de les personas.

Sin embargo, los santos y los ángeles SI pueden ayudarnos a que nosotros mismos mejoremos y nos convirtamos en verdaderos hijos de Dios.

Podemos rezar por nosotros, para mejorar física, social y económicamente. Y se nos concederá.

Pero no podemos rezar por los demás, a menos que dejen las puertas de sus almas y corazones bien abiertas.

Pero ese es un gran peligro.

Las puertas del alma abiertas/1

Si te has dado cuenta, más de una vez te has topado con personas con el alma abierta, suelen ser personas nobles pero crédulas y ansiosas.

Son personas que permiten que tanto el bien como el mal penetre sus mentes y sus corazones.

Son personas que les afectan demasiado las palabras, puedes decirles que les han hechizado para tener mala suerte y se sentirán tan mal y tan preocupadas.

Que en cada paso que den el nerviosismo, la ansiedad y el estrés, provocará que se equivoquen y les vaya mal en todo.

Por lo tanto harán cumplir el hechizo de mala suerte.

En estas personas los hechizos y las oraciones de encantamiento si funcionan.

Ahora compartiré contigo un hechizo de amor en forma de oración de encantamiento para que piense en ti.

Funcionará solo si la persona que amas tiene el alma abierta.

Así que junto con esta oración te aconsejo que hagas la poderosísima oración de San Antonio que aparecerá en tu pantalla.

Esta oración hará que te conviertas en un ser desarrollado al máximo, capaz de conquistar a cualquier persona que quieras.

Hechizo de amor oración para que piense en ti/1

Oh grandes poderes visibles e invisibles,/

Cálidos rayos cósmicos del amor,/

Concédanme el poder de influir en la mente de mi amada Silvana,/

Qué cada noche y cada día, cuando yo piense en ella que ella piense en mi,/

Que cada momento de alegría que yo tenga, ella lo sienta en su corazón,/

Oh benditos poderes celestiales,/

No le dejen pensar en otro hombre que no sea yo,/

No le permitan dormir tranquilamente sin antes pensar en mi,/

Ayúdenme a estar presente todos los días en su mente y en su corazón,/

Conviértanme en ese hombre capaz de dominar su mente y acelerar sus latidos,/

Para que pronto ella y yo,/

Nos convirtamos en una feliz pareja disfrutando del amor entre nosotros/

Oh benditos poderes/

Gracias por conceder mi petición/

Amén/