Oración para buena suerte y dinero

A veces parece una contradicción pedir dinero y suerte en una oración. Porque en la iglesia nuestros queridos sacerdotes siempre nos han dicho que el dinero es el estiércol de satanás.

Pero lamentablemente unos minutos después nos piden la limosna, lo cual entra en una contradicción.

¿Los sacerdotes recolectan estiércol del diablo? 

Antes de compartir contigo esta poderosa oración para la buena suerte y dinero, es de vital importancia que elimines toda contradicción y pensamiento erróneo acerca del dinero y la suerte.

_1,5

El dinero en la Biblia#0

Si recuerdas cada parábola de Jesús acerca de los ricos y el dinero, te darás cuenta que en realidad no habla del dinero en sí mismo.

Sino de la actitud que tienen los “ricos” respecto al dinero. Esa actitud de egoísmo, codicia y tacañería.

Por eso Jesús siempre dijo que el reino de los cielos es de los pobres, y que un rico jamás entraría al Reino de Dios porque todos los ricos son incapaces de deshacerse de todo su dinero y sus bienes materiales y seguir a Dios.

La iglesia, por su parte, siempre nos dice que el dinero nos daña el alma, pero es la misma iglesia la que nos pide donaciones para hacer refacciones, comprar equipos de amplificación, comprar nuevos asientos o restaurar alguna de las imágenes de la Virgen María o nuestros santos.

Por lo tanto hay una gran contradicción, y no podemos pedirle a Jesús dinero porque en cada parábola nos explicaba que el dinero es malo para nosotros y que debemos deshacernos de nuestros bienes materiales y seguir sus enseñanzas.

Entonces hay algo que podemos hacer y es separar al dinero del egoísmo, la codicia y la tacañería.

Imagínate que ya eres un empresario próspero con mucha suerte y dinero.

¿Qué tal si en lugar de volverte egoísta te conviertes en un hijo de Dios solidario y misericordioso?

¿Qué tal si en lugar de volverte codicioso, queriendo tener cada día más dinero, te obsesionas en generar más trabajo para le gente de tu ciudad y darles un sueldo digno para que puedan mantener a sus familias?

¿Qué tal si en lugar de convertirte en un rico tacaño, le das a tus seres queridos ropa, alimentación y formación?

¿Y mientras envejeces y te vas llenando de sabiduría, inviertes tu dinero en formar a los jóvenes para que sean siervos prósperos de Dios?

Porque la mejor caridad, es la caridad sostenible.

No hay compromiso al darle una moneda a un hijo de Dios que tristemente anda mendigando, pero si eres próspero puedes cambiarle la vida dándole un empleo bien remunerado, donde pueda trabajar dignamente.

Lo que Jesús realmente nos quiere decir, y muchos de nuestros guías religiosos malinterpretan, es que no debemos despojarnos de nuestros bienes materiales o nuestro dinero.

Sino que debemos desterrar de nuestro espíritu la avaricia, la codicia, el egoísmo y la tacañería.

Y el error de muchas personas ricas es que “desalojan” a Dios de sus corazones para entronar a Satanás, el rey egoísta del infierno.

Recordemos la parábola de los talentos donde 3 hombres reciben dinero de su patrón y uno de ellos lo entierra por miedo, mientras que los otros duplican el dinero de su patrón.

Al final el patrón se siente orgulloso de sus siervos que invirtieron su dinero y lo duplicaron, mientras que le dice “siervo malo y perezoso” al hombre que enterró su dinero.

Finalmente les dice, quítenle el dinero al siervo perezoso y dénselo al que gano más, porque al que tiene se le dará más y al que no tiene, lo poco que tiene se le quitará.

Por lo tanto, debemos entender que Dios nos ama y quiere que seamos próspero y trabajadores, no pobres y perezosos.

Lo que le preocupa a Jesús es que nos volvamos acumuladores de dinero, seres egoístas y despiadados que no aman al prójimo e incluso seres tacaños que no quieren gastar ni un centavo para ellos mismos o sus familias.

Ahora ya estamos listos para la oración de la buena suerte y el dinero. 

Porque suerte y dinero tienen que ser sinónimo de PROSPERIDAD y no de egoísmo, codicia y avaricia.

_1

Oración para buena suerte y dinero#0

Jesucristo, Señor mío*

Amado hijo de Dios*

Tú que nos enviaste a tu Santo Espíritu purificador del pecado*

Te tengo en mi corazón porque Tú eres lo más importante en mi vida*

Con todo mi amor te pido sabiduría para entender tu enseñanzas*

Y hoy te pido que me lleves por el camino de la prosperidad*

Te prometo que siempre pensaré y actuaré con rectitud*

Dame la capacidad de reconocer las grandes oportunidades de negocios y trabajo*

Dame las habilidades necesarias para convertirme en un hombre sabio y próspero*

Lléname de tu Santo Espíritu para alcanzar la dicha y la felicidad junto a mis seres queridos*

Conviérteme en un trabajador disciplinado que atraiga dinero en grandes cantidades*

Transfórmame en tu siervo obediente con mucha suerte en sus negocios*

Por que te prometo que administraré muy bien tus bendiciones*

Y multiplicaré mi dinero para que te sientas orgulloso de mi*

En mi corazón no habrá cabida para el egoísmo y la codicia luciferina*

Porque tú siempre estarás en mi corazón guiándome por el buen camino*

Velaré por que cada una de las personas que necesita mi ayuda tenga una vida digna*

Y compartiré tus enseñanzas por que tú eres el Verdadero Camino*

Señor Jesucristo, en ti confío.*

Amén.*