Oración al Cristo de la salud 🏥 y el gran secreto de la curación espiritual

En esta ocasión tengo 3 oraciones que te pueden servir en esos momentos donde la desesperación se apodera de nosotros y nos aferramos a la vida porque la enfermedad a dañado seriamente nuestros cuerpo, mente y alma.

Solo hay alguien que puede ayudarnos en estos casos extremos de enfermedades devastadores, y es nada más y nada menos que nuestro Señor Jesucristo, el Cristo, hijo predilecto de la Virgen María, es nuestro hermano de sangre, es nuestro poderoso guardián de la Fe y nuestro amado ejemplo.

sangre de cristo

Cristo con su propia sangre nos curará en cuerpo, mente y alma. Nos bañaremos de su sangre y sentiremos el calor de la curación espiritual que transmutará a nuestro cuerpo.

También puedes leer estas oraciones de sanación:

Si tienes dudas cuando rezas una de estas oraciones simplemente quiere decir que tienes una FE muy débil y al igual que los músculos necesitan ejercicio para fortalecerse, la FE necesita mucha oración.

Oración Sangre de Cristo para la Salud

Protección a través de la preciosa sangre de Jesús

Señor Jesús, con mucha fe te pido que derrames tu preciosa sangre en mi y en mi familia, derrama tu preciosa sangre desde la corona de mi cabeza hasta las plantas de mis pies.

oracion sangre

Con toda fe, reclamo la protección total a mi vida y mis seres queridos.

Señor Jesús, libérame del mal, de la tentación, del pecado, de la depresión, de la maldad de la gente, libérame del miedo, la oscuridad, las enfermedades, la ira, el odio, las dudas, de todas las calamidades y de todo lo que no es parte de tu reino.

Jesús amado, lléname del regalo más dichos, de tu Santo Espíritu, que me abrirá las puertas del conocimiento y la sabiduría, quiero entender la gracia de tu gloria para hacer siempre lo que es correcto.

Báñame con tu bendita sangre y lléname de salud, para que se alejen todos los vestigios de la enfermedad.

Yo te agradezco Jesús.

Yo te amo Jesús.

Yo te adoro Jesús.

Yo te alabo Jesús.

Oración al señor de la salud por los enfermos

Padre Mío, he venido en el nombre de tu hijo Jesucristo.

Padre Dios, te agradezco porque con tu palabra tú me bendices y quieres que mi vida esté llena de prosperidad y salud.

Te agradezco porque tu palabra dice que me estoy curando y la sanación tomará el tiempo que sea necesario pero en tu eterna bondad un siglo es un instante.

Envíame tu palabra para recibir el don de la salud, envíame a tu hijo Jesús para que pueda despertar en mi el principio de la curación regeneradora.

Por la sangre de Cristo derramada en el calvario, reclamo protección ante las enfermedades y el pecado que quieren alejarme de Mi Padre.

Ahora siento la fuerza de tu amor y el calor de tu presencia, siento como mis venas se calientan y empiezo a sentir la transmutación curadora de la sangre de CRISTO.

Permite que mis órganos funcionen correctamente y que mi cuerpo se libere de las cosas dañinas.

Elimina de mi cuerpo a todo germen invasor, bacteria dañina, virus, o células dañadas, y has que mi naturaleza se restaure para que pueda vivir en alegría, lleno de energía y con el corazón latiendo ante cada palabra tuya.

Amén.

Oración al señor de la salud de Zamora Michoacán

Jesús misericordioso, eres mi guía, la alegría de mi corazón, el autor de mi esperanza y el objeto de mi amor.

Vengo buscando refugio y paz.

cristo oración

Muéstrame tu misericordia, alivia mis temores y ansiedades, y concédeme una mente tranquila y un corazón expectante, para que con la seguridad de tu presencia pueda aprender a permanecer en ti, quien es mi Señor y mi Dios. .

Abro los recovecos más profundos de mi corazón e invito a Tu Espíritu Santo a morar dentro de mí.

Te ofrezco mi vida, corazón, mente, cuerpo, alma y espíritu. Te entrego mis problemas pasados, presentes y futuros.

Te pido que te aferres a todos los aspectos de mi vida. Te entrego todo mi dolor, preocupación, duda, miedo y ansiedad, y te pido que me purifiques.

Libero todo a Tu compasivo cuidado.

Señor. Abre mis oídos para escuchar tu voz. Abre mi corazón para comulgar contigo más profundamente.

Quiero sentir tu amoroso abrazo.

Abre las puertas que deben abrirse y cierre las puertas que deben cerrarse.

Por favor, pon mis pies en el camino recto y estrecho que conduce a la vida eterna.

Amén.

Complementa tu curación con ayuda de la Virgen María

la virgen maria sanacion

Cada vez te sientas triste, preocupado o con mucha ansiedad por tu enfermedad o los dolores de tu cuerpo, reza 5 Ave Marías pero con mucha calma y sintiéndote en los brazos de tu madrecita, la Virgen María, siéntete como si fueras Cristo desfallecido por la tortura en la Cruz, e imagina que la Virgen María te sostiene y te abraza con su calor de Madre.

Reza con muchísima FE y visualiza como tus sangre se calienta y tus todas las células de tu cuerpo empiezan a luchar contra la enfermedad y el malestar.