Propósito y meta de la vida

Introducción

Estoy muy seguro que tú aún no tienes definido el verdadero propósito de tu vida, tal vez tengas algunos sueños o metas que estén dirigiendo tu forma de pensar, pero dudo mucho que ya conozcas el verdadero propósito que debería regir tus pensamientos, sentimientos y acciones.

Tú sabes lo que quieres y lo que no quieres en tu vida, sin embargo no puedes ver el común denominador de todas esas cosas, en esta sección encontrarás ese común denominador que te ayudará limpiar todas tus concepciones erróneas para poder fijar un nuevo propósito en tu vida.

Lee la siguiente lista de propósitos de estas personas:

Andrés Fanta Cioso quiere:

  • Ser un jugador de fútbol famoso
  • Tener mucho dinero
  • Comprarse automóviles último modelo
  • Casarse con una súper modelo

Laura Estre Sada quiere:

  • Ser psicóloga
  • Hacer una maestría
  • Hacer un doctorado
  • Trabajar en una prestigiosa universidad
  • Ser presidenta de su país

Alberto Bohemio García quiere:

  • Ser un pintor famoso
  • Viajar por todo el mundo
  • Tomar los mejores vinos

Diana Made Casa quiere:

  • Tener 4 hermosos hijos
  • Casarse con un hombre exitoso
  • Tener una hermosa casa

Ignacio de Lagana quiere:

  • Dormir el tiempo que le dé la gana
  • Comer lo que le dé la gana
  • Ver la tele cuando le dé la gana

Noelia Hermi Taña quiere:

  • Vivir sola en una isla desierta

Octavio Paz Guerra quiere:

  • Ser un monje
  • Combatir la pobreza

Son 7 tipos de personas que se han fijado propósitos y los han compartido con sus amigos y familiares, el problema es que al final solo son sueños, sueños que a veces les arruinan la vida porque no se cumplen y si se cumplen les causan estrés y preocupaciones al igual que paz y satisfacciones.

Las siguientes historias te demostrarán que la vida es un breve instante lleno de alegrías y tristezas, éxitos y fracasos, ansiedad y confianza, miedo y paz, estrés y relajación:

Andrés Fanta Cioso nunca llegó a ser un jugador de fútbol famoso ahora solo juega con sus amigos del barrio y es mecánico. Tiene 3 hijos y culpa a su esposa porque le arruinó su sueño al quedar embarazada de su primer hijo.

Laura Estre Sada hizo su doctorado en Psicología, para ello tuvo que estudiar y trabajar muchísimo, tiene 46 años y es Vicerrectora de una prestigiosa universidad. Se siente sola por las noches y lamenta haber rechazado la propuesta de matrimonio de su ex novio Adrián porque ella prefirió viajar a Alemania para hacer su maestría. Ahora piensa en comprar un gato para que le haga compañía.

Alberto Bohemio García llegó a ser un gran pintor muy conocido en su ciudad, se caso 4 veces y tuvo varios hijos. A él solo le importa su arte y tiene una vida desordenada, sus amigos le dieron a conocer la cocaína y el se volvío adicto, tiene muchas deudas con narcotraficantes.

Diana Made Casa fue al gimnasio hizo muchas dietas y se puso muy bella, conoció a varios hombres hasta que se enamoró de un hombre muy exitoso, se casó y tuvo 2 hijas. Ella se siente muy bien, solo se ocupa de sus hijas en su hermosa casa, el problema de Diana es que su esposo está de viaje todo el tiempo, a veces ella piensa hubiera preferido casarse con alguien que pueda estar a su lado.

Ignacio de Lagana es obeso, tiene un trabajo en una oficina del gobierno, y en su tiempo libre busca dietas rápidas para perder peso por Internet.

Noelia Hermi Taña es profesora de kínder, está casada y acaba de tener un bebé. Ya no recuerda su sueño de vivir en una isla desierta.

Octavio Paz Guerra fue alcalde de su ciudad de nacimiento, aumentó el impuesto sobre las viviendas y automóviles a favor de la gente pobre sin embargo perjudicó a mucha gente que tenía poder político y económico y finalmente tuvo que renunciar por amenazas y amedrentamientos.

Todas estás personas se han puesto metas y le han dado sentido a su vida. Han sentido alegrías y tristezas, satisfacción y decepción, diversión y aburrimiento. Han reído y han llorado, han sentido placer y dolor. Han experimentado todo y eso es la vida, un conjunto de experiencias. Sus metas han dirigido de cierta manera sus pensamientos y sus acciones, y el producto de todo lo que han hecho se refleja en sus estilos de vida actuales.

El poder de las metas es inmenso y puede ser un poder de atracción o de repulsión, pero dejaré la explicación para más adelante. Ahora lo que me interesa es que descubras el propósito genérico de tu vida, es decir, el común denominador de todas las metas de las personas.

Identifica el propósito de tu vida

Antes que nada quiero que te quede claro la terminología que vamos a utilizar para que puedas entender el mensaje con claridad, esto se debe a que muchas palabras suelen tener 2 o más significados que son similares tienen diferencias sutiles:

Propósito: Voluntad o intención de hacer una cosa.

Meta: Finalidad, objetivo que alguien se traza.

Objetivo: Finalidad de una acción.

Finalidad: Objetivo o fin con que se hace una cosa.

Atracción: Acción de atraer

Atraer: Traer hacia sí.

Entonces utilizaremos solamente las palabras propósito y meta, y el siguiente gráfico explicará claramente su significado y su relación:

El propósito es la intención de hacer una cosa y la meta es esa cosa.

La atracción es la flecha que guía el propósito hacia la meta.

Ahora como ejemplo analizaremos la vida de un jagüar.

¿Cuál es el propósito de un león?

Su propósito es sentirse bien. Busca el placer y se aleja del dolor. Es simple. Un león busca siempre su bienestar. Por eso se alimenta de otros animales y se aleja del peligro.

El león busca sentirse bien, no se pasa el día pensando en como pagar la universidad de sus leoncitos o en su jubilación o en la situación económica de Uganda o en que la leona le está engañando con el jagüar del frente. El león simplemente busca el placer y se aleja del dolor.

¿Y cuál es su meta?

La meta de un león es prosperar hasta ser tan grande como lo permitan sus genes, tan robusto como si se hubiera alimentado con los mejores recursos. El león nace, prospera y muere.

Prosperar: Crecer, mejorar, progresar, avanzar, medrar.

Esa es su finalidad, es una imagen. Es la imagen de haber alcanzado su mayor potencial.

Ahora hablemos de todos los seres vivos.

¿Cuál es el propósito de todo ser vivo?

Sentirse bien.

Todos buscamos sentirnos bien. Nuestra intención siempre es sentirnos bien, ya sea alejándonos del dolor o buscando el placer.

En esencia somos seres simples. Nos alejamos de lo que nos causa dolor y nos acercamos a lo que nos causa placer.

¿Cuál es la meta de todo ser vivo?

Todo ser vivo tiene la finalidad de prosperar, es decir, desarrollarse a su máximo potencial.

Recuerda esto siempre:

Esto quiere que todos tus pensamientos, sentimientos y acciones deben producirte una sensación de bienestar y el resultado de cada acción debe hacerte prosperar física, mental y espiritualmente.

La restricción doble

El propósito (intención) siempre está unido a la meta (finalidad).

Esta es una restricción muy importante y tienes que entenderla muy bien. Es como si tu vida fuera una maratón larguísima de 1.000.000 de kilómetros y no es necesario que llegues a la meta, simplemente tienes que disfrutar el camino porque si tienes una sensación de bienestar ya estás prosperando.

Es así: debes sentirte bien y prosperar.

Primera restricción: Sensación momentánea de bienestar

Siempre hay atajos o trampas que se pueden hacer para lograr el propósito de sentirse bien, por ejemplo: el alcohol, los cigarrillos, las drogas y las medicinas que afectan la química cerebral pueden producir un estado de bienestar momentáneo que no tiene como resultado el progreso físico, mental o espiritual.

Es muy importante que sepas identificar a las sustancias o acciones que te producen una sensación de bienestar momentánea. Las más peligrosas producen fuertes adicciones porque desequilibran la química cerebral, y por lo general no provocan crecimiento físico, mental o espiritual.

Si beber alcohol con tus amigos te produce felicidad pero no creces o prosperas física, mental o espiritualmente entonces debes eliminar el alcohol, tal vez lo que realmente te hace sentir bien es charlar con tus amigos o practicar algún deporte con ellos.

El cerebro humano no es muy exigente basta con abrazar a una persona, hacer ejercicio cardiovascular y alimentarse bien para sentir felicidad, pero hay que alimentarse bien física, mental y espiritualmente, eso quiere decir:

  • Comer alimentos de calidad en porciones adecuadas y evitar excesos de azúcar, grasas y sustancias tóxicas.
  • Leer libros para aprender más sobre tu profesión y evitar distracciones como los chismes, las películas violentas y las noticias deprimentes.
  • Leer libros y ver videos espirituales y evitar influencias negativas que provoquen envidia, avaricia y odio.

El problema llega cuando el cerebro se acostumbra al bienestar momentáneo, por ejemplo un adicto a la cocaína altera su química cerebral hasta el punto que requiere consumir cada vez más y más cocaína para sentir esa sensación que tanto le gusta.

Segunda restricción: Prosperidad sintética

La prosperidad sintética es otro atajo que significa progresar sin el estado de bienestar, por ejemplo, los ladrones y los narcotraficantes logran progresar, pero su estado de felicidad se desvanece muy pronto, tienen que estar pendientes todo el tiempo para que la sociedad no les reproche por sus actos y terminen en la cárcel o en el cementario.

La prosperidad sintética es el atajo conocido como “Vender tu alma al diablo”, tu alma es tu estado de bienestar, logras tu objetivo de tener mucho dinero en poco tiempo pero a cambio dejas de disfrutar la vida.

Combinando las restricciones

Todos tus pensamientos, sentimientos y actos deben llevarte a un estado de bienestar y a la vez deben hacerte prosperar física, mental o espiritual mente.

Identifica tu meta principal

En este momento tu ya tienes un objetivo que es:

Las metas son muy poderosas hasta el extremo de ser peligrosas. Son como semillas, es por eso que tienes que seleccionar cuidadósamente la semilla que produzca el árbol que realmente quieres… que realmente quieres.

Cuando una meta está implantada correctamente en tu corazón sientes paz y confianza.

Si una persona se pone una meta y no la logra es que está incorrectamente implantada y cuando esto sucede la persona siente duda y temor, lo que trae consigo la indecisión. Esto me permite hacer la siguiente afirmación:

Toda meta que el ser humano implante en su corazón la conseguirá, siempre y cuando esté bien implantada. Cuando un ser humano implanta correctamente una meta:

  • Siente mucha confianza en si mismo
  • Siente paz
  • Tiene la voluntand para progresar
  • Siente una fé implacable en que logrará su meta
  • Siente sus exitos y fracasos son simplemente oportunidades para crecer

Cuando la meta está mal implantada:

  • Siente miedo
  • Siente confusión
  • Pierde la confianza en si mismo
  • Tiene malos pensamientos que producen malos sentimientos
  • Pone cualquier pretexto para justificar sus fracasos

Pasos para identificar tu meta principal

Si quieres identificar tu meta principal debes seguir los siguientes pasos:

Escribe en una hoja tus cualidades

Debes escribir por lo menos 15 cualidades tuyas, puedes consultar con tu pareja, con tus hermanos, con tus padres, con tus amigos o con tus colegas de trabajo.

Luego selecciona las 5 cualidades que sobresalgan, estas cualidades son por lo general las que coinciden en todas las personas a las que les has preguntado.

Por ejemplo:

  1. Honrado
  2. Honesto
  3. Responsable
  4. Amable
  5. Alegre
  6. Cooperador
  7. Emprendedor
  8. Inteligente
  9. Diligente
  10. Pulcro
  11. Trabajador
  12. Perseverante
  13. Tranquilo
  14. Organizado
  15. Puntual
  16. Responsable
  17. Agradecido
  18. Ingenioso
  19. Asertivo
  20. Proactivo

Escribe en una hoja tus habilidades

Escribe tus habilidades en una hoja, por lo menos 50 habilidades que tengas, desde las más simples hasta las más complejas, revisa tu currículum.

Por ejemplo, un médico:

  1. Leer
  2. Escribir
  3. Dibujar
  4. Pintar
  5. Bailar
  6. Cantar
  7. Facilidad para hablar
  8. Manejar bicicleta
  9. Manejar automóvil
  10. Usar la computadora
  11. Navegar por Internet
  12. Escribir correos electrónicos
  13. Cocinar
  14. Jugar fútbol
  15. Jugar basquetbol
  16. Tocar guitarra
  17. Leer y entender libros de medicina
  18. Cuidar la salud del paciente y aliviar su sufrimiento
  19. Resolver los problemas de salud con alta capacidad científica, sensibilidad social y elevada ética profesional

Es un gran ejercicio que te demuestra tu capacidad, y es una pista para descubrir en que área puedes prosperar.

Luego de escribir tus habilidades debes enfocarte en aquellas que te hagan sentir muy bien, para ello selecciona las 5 habilidades que más alegría te produzcan.

Escribe una lista con todo lo que quieres para ti

Es muy importante que solo escribas lo que quieres para tu vida, no para tus hijos, ni para tus padres, ni para tus hermanos, ni para tu pareja.

  1. Tener mucho dinero
  2. Sacarte la lotería
  3. Tener una casa grande
  4. Tener un gran trabajo
  5. Tener una relación apasionada
  6. Tener un auto último modelo
  7. Tener un restaurante
  8. Abrir tu propio negocio
  9. Terminar una carrera profesional
  10. Hacer una maestría
  11. Hacer un doctorado
  12. Ganar un buen sueldo

Luego selecciona lo que realmente quieres y pregúntate ¿Para qué?

Por ejemplo, puedes comenzar así:

QUIERO TENER MUCHO DINERO

¿Para qué quiero tener mucho dinero?

Para comprarme una casa grande.

¿Para qué quieres una casa grande?

Para vivir comodamente con mi familia.

¿Para qué quieres vivir comodamente con tu familia?

Para que ellos y yo estemos felices.

¿Para qué quieres que ellos estén felices?

Para sentirme bien.

¿Para qué quieres sentirte bien?

Me gusta sentirme bien.

Al final, tu propósito en la vida sigue siendo el mismo: SENTIRTE BIEN a través de la PROSPERIDAD.

Define el camino para conseguir la prosperidad

Tu meta en la vida es la prosperidad y tu propósito es sentirte bien.

La verdadera prosperidad es la que te hace sentirte bien y solo la puedes alcanzar agregando valor a la vida de los demás.

Entonces lo que tienes que hacer es describir tu camino de prosperidad:

Me siento próspero curando a los enfermos. Consolando a los desposeídos. Contruyendo planos para las casas de los.

Bla bla bla.

Escribe tus afirmaciones

SMART

Define tus valores

Define tus habiliades

Repite cada día tus habilidades imagen visual



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *